Trastorno por atracón

Síntomas, tratamiento y ayuda para comer en exceso compulsivamente

Todos nosotros comemos demasiado de vez en cuando. Pero si usted come de manera regular mientras se siente fuera de control y no puede detenerse, puede estar sufriendo de un trastorno por atracón. Puede comer hasta el punto de la incomodidad, y luego sentirse plagado de sentimientos de culpa, vergüenza o depresión, castigarse por su falta de autocontrol o preocuparse por lo que la alimentación compulsiva hará a su cuerpo. Por más impotente que pueda parecer sobre su trastorno alimentario, es importante saber que el trastorno alimentario compulsivo es tratable. Puede aprender a romper el ciclo de comer en exceso, desarrollar una relación más saludable con los alimentos y sentirse bien consigo mismo nuevamente.

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón es un trastorno alimentario común en el que con frecuencia come grandes cantidades de alimentos mientras se siente incapaz de detenerse y extremadamente angustiado durante o después de comer. El trastorno por atracón generalmente comienza en la adolescencia tardía o en la adultez temprana, a menudo después de una dieta importante. Durante un atracón, puede comer incluso cuando no tenga hambre y continuar comiendo mucho después de estar satisfecho. También puedes irte tan rápido que apenas registras lo que comes o degustas. Sin embargo, a diferencia de la bulimia, no hay intentos regulares de "compensar" los atracones a través del vómito, el ayuno o el ejercicio excesivo.

Puede encontrar que comer en exceso es reconfortante por un breve momento, ayudando a aliviar emociones desagradables o sentimientos de estrés, depresión o ansiedad. Pero luego la realidad regresa y estás inundado de sentimientos de arrepentimiento y autodesprecio. Comer en exceso a menudo conduce al aumento de peso y la obesidad, lo que solo refuerza la alimentación compulsiva. Cuanto peor se sienta con respecto a usted y su apariencia, más utilizará los alimentos para hacer frente. Se convierte en un círculo vicioso: comer para sentirse mejor, sentirse aún peor y luego volver a la comida para obtener alivio. Por más que pueda sentirse incapaz de romper este ciclo, hay muchas cosas que puede hacer para controlar mejor sus emociones y recuperar el control sobre su alimentación y su salud.

Signos y síntomas

Si tiene un trastorno por atracón, puede sentirse avergonzado y avergonzado por sus hábitos alimenticios, y tratar de ocultar sus síntomas comiendo en secreto.

Los síntomas de comportamiento de comer en exceso y comer en exceso compulsivo

  • Incapacidad para dejar de comer o controlar lo que estás comiendo
  • Comiendo rápidamente grandes cantidades de comida.
  • Comer incluso cuando estás lleno
  • Escondiendo o almacenando comida para comer más tarde en secreto.
  • Comer normalmente alrededor de otros, pero atiborrado cuando estás solo
  • Comer continuamente durante todo el día, sin comidas planificadas

Síntomas emocionales

  • Sentir estrés o tensión que solo se alivia con la comida.
  • Vergüenza por cuánto estás comiendo
  • Sentirse adormecido mientras te emborrachas, no estás realmente allí o estás en piloto automático.
  • Nunca te sientes satisfecho, no importa cuánto comas
  • Sentirse culpable, disgustado o deprimido después de comer en exceso
  • Desesperación por controlar el peso y los hábitos alimenticios.

¿Tienes trastorno por atracón?

  • ¿Te sientes fuera de control cuando estás comiendo?
  • ¿Piensas en comida todo el tiempo?
  • ¿Comes en secreto?
  • ¿Comes hasta que te sientes enfermo?
  • ¿Come para escapar de las preocupaciones, aliviar el estrés o para consolarse?
  • ¿Te sientes asqueado o avergonzado después de comer?
  • ¿Te sientes impotente para dejar de comer, aunque quieras?

Mientras más "sí" responda, más probable es que tenga un trastorno por atracón.

Causas y efectos

Por lo general, se necesita una combinación de cosas para desarrollar un trastorno por atracón, incluidos los genes, las emociones y la experiencia.

Factores de riesgo social y cultural. La presión social para estar delgado puede aumentar la sensación que siente y alimentar su alimentación emocional. Algunos padres, sin saberlo, establecen el escenario para comer en exceso al usar alimentos para reconfortar, despedir o recompensar a sus hijos. Los niños que están expuestos a frecuentes comentarios críticos sobre su cuerpo y peso también son vulnerables, al igual que aquellos que han sido abusados ​​sexualmente en la infancia.

Factores de riesgo psicológicos. La depresión y el atracón están fuertemente vinculados. Muchos comedores compulsivos están deprimidos o han estado antes; otros pueden tener problemas con el control de los impulsos y con el manejo y la expresión de sus sentimientos. La baja autoestima, la soledad y la insatisfacción corporal también pueden contribuir a una alimentación compulsiva.

Factores de riesgo biológico. Las anormalidades biológicas pueden contribuir a comer en exceso. Por ejemplo, el hipotálamo (la parte de su cerebro que controla el apetito) puede no estar enviando mensajes correctos sobre el hambre y la plenitud. Los investigadores también han encontrado una mutación genética que parece causar adicción a los alimentos. Finalmente, hay evidencia de que los niveles bajos de la serotonina química del cerebro desempeñan un papel en la alimentación compulsiva.

Efectos del trastorno por atracón

Comer en exceso lleva a una amplia variedad de problemas físicos, emocionales y sociales. Es más probable que sufras problemas de salud, estrés, insomnio y pensamientos suicidas que alguien sin un trastorno alimentario. También puede experimentar depresión, ansiedad y abuso de sustancias, así como un aumento sustancial de peso.

Sin embargo, por más sombrío que parezca, muchas personas pueden recuperarse de un trastorno por atracón y revertir los efectos poco saludables. Usted también puede. El primer paso es volver a evaluar su relación con los alimentos.

Consejo de recuperación 1: desarrollar una relación más sana con los alimentos

La recuperación de cualquier adicción es un desafío, pero puede ser especialmente difícil superar el atracón y la adicción a la comida. A diferencia de otras adicciones, su "droga" es necesaria para sobrevivir, por lo que no tiene la opción de evitarla o reemplazarla. En su lugar, necesita desarrollar una relación más saludable con los alimentos, una relación que se basa en satisfacer sus necesidades nutricionales, no las emocionales. Para hacer esto, tienes que romper el ciclo de comer en exceso por:

Evitando la tentación. Es mucho más probable que coma en exceso si tiene comida chatarra, postres y refrigerios poco saludables en la casa. Elimine la tentación limpiando su refrigerador y armarios de sus comidas de atracón favoritas.

Escuchando a tu cuerpo. Aprende a distinguir entre el hambre físico y emocional. Si comió recientemente y no tiene un estómago retumbante, probablemente no tenga mucha hambre. Dale tiempo para pasar.

Comer regularmente. No esperes hasta que te mueras de hambre. Esto solo lleva a comer en exceso! Se adhieren a las comidas programadas, ya que saltarse comidas a menudo lleva a comer en exceso más tarde en el día.

No evitando la grasa. Contrariamente a lo que podría pensar, la grasa dietética en realidad puede ayudar a evitar que coma en exceso y aumente de peso. Intente incorporar grasa saludable en cada comida para que se sienta satisfecho y lleno.

Combatiendo el aburrimiento. En lugar de comer bocadillos cuando estás aburrido, distraerte. Salga a caminar, llame a un amigo, lea o tome un pasatiempo como pintar o jardinería.

Centrándose en lo que estás comiendo. ¿Con qué frecuencia te has metido en un estado casi trance, sin siquiera disfrutar de lo que estás consumiendo? En lugar de comer sin pensar, sea un devorador consciente. Disminuye la velocidad y saborea las texturas y sabores. No solo comerás menos, sino que disfrutarás más.

La importancia de decidir no hacer dieta.

Después de un atracón, es natural sentir la necesidad de hacer dieta para compensar el exceso de comida y volver a encaminar su salud. Pero las dietas suelen ser contraproducentes. La privación y el hambre que conlleva una dieta estricta provocan los antojos de alimentos y la necesidad de comer en exceso.

En lugar de hacer dieta, concéntrese en comer con moderación. Encuentre alimentos nutritivos que disfrute y coma solo hasta que se sienta satisfecho, no incómodamente lleno. Evite prohibir o restringir ciertos alimentos, ya que esto puede hacer que los ansíe aún más. En lugar de decir "Nunca puedo comer helado", di: "Comeré helado como un regalo ocasional".

Consejo 2: Encuentra mejores maneras de alimentar tus sentimientos.

Una de las razones más comunes para comer en exceso es un intento de manejar emociones desagradables como el estrés, la depresión, la soledad, el miedo y la ansiedad. Cuando tienes un mal día, puede parecer que la comida es tu único amigo. Comer en exceso puede hacer que los sentimientos como el estrés, la tristeza, la ansiedad, la depresión y el aburrimiento se evaporen en el aire. Pero el alivio es muy fugaz.

Identifique sus desencadenantes con un diario de comida y estado de ánimo

Una de las mejores maneras de identificar los patrones detrás de su atracón es seguir la pista con un diario de comida y estado de ánimo. Cada vez que coma en exceso o se sienta obligado a alcanzar su versión de comida de confort Kryptonite, tómese un momento para averiguar qué provocó el impulso. Si da marcha atrás, por lo general encontrará un evento perturbador que dio inicio al atracón.

Escriba todo en su diario de comida y estado de ánimo: lo que comió (o quiso comer), lo que le molestó, cómo se sintió antes de comer, qué sintió mientras comía y cómo se sintió después. Con el tiempo, verás emerger un patrón.

Aprende a tolerar los sentimientos que provocan tu atracón

La próxima vez que sienta la necesidad de darse un atracón, en lugar de rendirse, tómese un momento para detenerse e investigar qué está sucediendo dentro.

Identifica la emoción que estás sintiendo. Haz tu mejor esfuerzo para nombrar lo que estás sintiendo. ¿Es ansiedad? ¿Vergüenza? ¿Desesperación? ¿Enfado? ¿Soledad? ¿Temor? ¿Vacío?

Acepta la experiencia que estás teniendo. La evitación y la resistencia solo hacen que las emociones negativas sean más fuertes. En su lugar, trata de aceptar lo que sientes sin juzgarte a ti mismo.

Excavar más hondo. Explora lo que está pasando. ¿Dónde sientes la emoción en tu cuerpo? ¿Qué tipo de pensamientos están pasando por tu cabeza?

Distancia a ti mismo. Date cuenta de que NO eres tus sentimientos. Las emociones son eventos pasajeros, como nubes que se mueven por el cielo. Ellos no definen quién eres.

Sentarse con sus sentimientos puede sentirse extremadamente incómodo al principio. Tal vez incluso imposible. Pero a medida que se resiste a la necesidad de atracarse, comenzará a darse cuenta de que no tiene que ceder. Hay otras formas de hacer frente. Incluso las emociones que se sienten intolerables son solo temporales. Pasarán rápidamente si dejas de luchar contra ellos. Todavía estás en control. Puedes elegir cómo responder.

Para obtener una guía paso a paso para aprender a manejar emociones desagradables e incómodas, consulte el Juego de herramientas de inteligencia emocional gratuito de HelpGuide.

Consejo 3: Recuperar el control de los antojos.

A veces se siente como la necesidad de dar golpes sin previo aviso. Pero incluso cuando estás en medio de un impulso aparentemente abrumador e incontrolable, hay cosas que puedes hacer para mantenerte en control.

Acepta el impulso y sácalo, en lugar de tratar de combatirlo. Esto se conoce como “navegar con urgencia”. Piense en la necesidad de atracarse como una ola oceánica que pronto formará una cresta, se romperá y se disipará. Cuando superas el impulso, sin intentar luchar, juzgarlo o ignorarlo, verás que pasa más rápido de lo que crees.

Distraerse Cualquier cosa que atraiga su atención funcionará: pasear, llamar a un amigo, ver algo gracioso en línea, etc. Una vez que se interese en otra cosa, la necesidad de atracarse puede desaparecer.

Habla con alguien. Cuando comience a notar la necesidad de atracarse, diríjase a un amigo o familiar en el que confíe. Compartir lo que está pasando puede ayudarlo a sentirse mejor y descargar la necesidad de atracarse.

Retraso, retraso, retraso. Incluso si no está seguro de poder combatir el impulso de atracarse, haga un esfuerzo para retrasarlo. Trate de mantener durante 1 minuto. Si tienes éxito. Trate de estirarlo a 5 minutos. Si se demora lo suficiente, puede evitar el atracón.

Consejo 4: apóyate con hábitos de vida saludables

Cuando estás físicamente fuerte, relajado y bien descansado, puedes manejar mejor las curvas que la vida inevitablemente te abre. Pero cuando ya está agotado y abrumado, cualquier pequeño contratiempo tiene el potencial de despedirlo y dirigirse directamente hacia el refrigerador. El ejercicio, el sueño y otros hábitos de estilo de vida saludables lo ayudarán a superar los momentos difíciles sin comer en exceso.

Tómese un tiempo para el ejercicio regular. La actividad física hace maravillas para su estado de ánimo y sus niveles de energía, y también es un poderoso reductor del estrés. Los efectos naturales del ejercicio que mejoran el estado de ánimo pueden ayudar a detener la alimentación emocional.

Duerme lo suficiente cada noche. Cuando no duermes lo que necesitas, tu cuerpo anhela alimentos azucarados que te darán un rápido aumento de energía. La privación del sueño puede incluso provocar la adicción a la comida. Descansar lo suficiente le ayudará a controlar el apetito, a reducir los antojos de alimentos y a mejorar su estado de ánimo.

Conectar con otros. No subestime la importancia de las relaciones cercanas y las actividades sociales. Es más probable que sucumba a los disparadores de comer en exceso si no tiene una red de apoyo sólida. Hablar ayuda, incluso si no es con un profesional.

Manejar el estrés. Uno de los aspectos más importantes del control del atracón compulsivo es encontrar formas alternativas de manejar el estrés y otros sentimientos abrumadores sin usar alimentos. Estos pueden incluir meditar, usar estrategias de relajación sensorial y practicar ejercicios simples de respiración.

Cómo ayudar a alguien con trastorno por atracón

Dado que los comedores compulsivos a menudo tratan de ocultar sus síntomas y comen en secreto, puede dificultar que los familiares y amigos detecten las señales de advertencia. Y no siempre se puede identificar un atracón por apariencia, tampoco. Mientras que algunos tienen sobrepeso u obesidad, otros logran mantener un peso normal.

Las señales de advertencia que puede detectar incluyen la búsqueda de pilas de paquetes de alimentos vacíos y envoltorios, armarios y refrigeradores que se han limpiado, o escondites escondidos de comida chatarra o con muchas calorías. Si sospecha que su ser querido tiene un trastorno por atracón, exponga sus inquietudes. Puede parecer desalentador comenzar una conversación tan delicada, y la persona puede negar el atracón o ponerse furiosa y a la defensiva. Pero existe la posibilidad de que él o ella agradecerán la oportunidad de compartir la lucha.

Si la persona te excluye al principio, no te rindas; puede pasar algún tiempo antes de que su ser querido esté dispuesto a admitir que tiene un problema. Y recuerda: por más difícil que sea saber que alguien que amas puede tener un trastorno alimentario, no puedes obligar a alguien a cambiar. La decisión de buscar la recuperación tiene que venir de ellos. Puede ayudar ofreciendo su compasión, estímulo y apoyo durante todo el proceso de tratamiento.

Consejos para ayudar a alguien con trastorno por atracón

Anímelo a buscar ayuda. Cuanto más tiempo permanezca sin ser diagnosticado y sin tratamiento un trastorno alimentario, más difícil será superarlo, por lo que inste a su ser querido a que reciba tratamiento.

Ser de apoyo. Trate de escuchar sin juzgar y asegúrese de que la persona sepa que le importa. Si su ser querido se resbala por el camino de la recuperación, recuérdeles que no significa que no puedan dejar de comer compulsivamente para siempre.

Evite insultos, conferencias, o viajes de culpa. Los comedores compulsivos se sienten lo suficientemente mal sobre ellos mismos y su comportamiento ya. Leer, enojarse o dar ultimátums a un comilón compulsivo solo aumentará el estrés y empeorará la situación. En su lugar, deje en claro que se preocupa por la salud y la felicidad de la persona y que seguirá allí.

Pon un buen ejemplo comiendo de manera saludable, haciendo ejercicio y manejando el estrés sin comer. No hagas comentarios negativos sobre tu propio cuerpo o el de nadie más.

Donde buscar ayuda

En los EE.UU.: Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación o llame al 1-800-931-2237 (Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación)

Reino Unido: Venció los trastornos de la alimentación o llame al 0345 643 1414 (Helpfinder)

Australia: Fundación de la mariposa para trastornos de la alimentación o llame al 1800 33 4673 (Colaboración nacional para trastornos de la alimentación)

Canadá: Directorio de proveedores de servicios o llame al 1-866-633-4220 (NEDIC)

Grupos de apoyo a nivel mundial:

Overeaters Anonymous: encuentre una reunión de 12 pasos para la recuperación de atracones. (Overeaters Anonymous)

Trastornos alimentarios anónimos: encuentre apoyo y reuniones grupales con otras personas que sufren trastornos alimentarios en su área. (Trastornos alimentarios anónimos)

Lectura recomendada

Trastorno por atracón: síntomas, causas y opciones de tratamiento para el trastorno por atracón. (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales)

Comer en exceso compulsivamente y el trastorno por atracón - Comer en exceso compulsivamente y sus causas. (El Centro Nacional de Trastornos de la Alimentación)

Trastorno por atracón: escrito para adolescentes, este artículo describe los síntomas, las causas, los efectos y el tratamiento del trastorno por atracón. (TeensHealth)

Autores: Melinda Smith, MA, Lawrence Robinson y Jeanne Segal, Ph.D. Última actualización: marzo de 2019.

Loading...

Categorías Más Populares