Síntomas, tipos y causas de la demencia

Entendiendo la demencia y obteniendo la ayuda que necesita

Cuando parece que no recuerda las cosas tan bien como lo hizo en el pasado, puede ser muy molesto, incluso aterrador. Hacer frente a la posibilidad de pérdida de memoria o demencia, inevitablemente, cambia sus percepciones, relaciones y prioridades. Pero experimentar síntomas de demencia no tiene por qué significar el fin de su vida normal. Ciertos tipos de demencia pueden reducirse o incluso revertirse si se detectan a tiempo. El primer paso es comprender qué distingue la pérdida de memoria normal de los síntomas de demencia y cómo identificar los diferentes tipos de demencia. Cuanto más entienda sobre la demencia, más podrá hacer para mejorar el resultado y preservar su sentido de control.

¿Qué es la demencia?

La demencia es una colección de síntomas que incluyen pérdida de memoria, cambio de personalidad y funciones intelectuales dañadas que resultan de una enfermedad o trauma cerebral. Estos cambios no son parte del envejecimiento normal y son lo suficientemente graves como para afectar la vida diaria, la independencia y las relaciones. Si bien la enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia, también hay muchas otras formas, incluyendo la demencia vascular y mixta.

Con la demencia, es probable que haya una disminución notable en la comunicación, el aprendizaje, el recuerdo y la resolución de problemas. Estos cambios pueden ocurrir rápidamente o muy lentamente con el tiempo.

La progresión y el resultado de la demencia varían, pero están determinados en gran medida por el tipo de demencia y en qué área del cerebro está afectada. Sin embargo, cualquiera que sea su diagnóstico, puede hacer muchas cosas para ayudar a disminuir o prevenir los síntomas de demencia y continuar disfrutando de una vida plena y gratificante.

Signos y síntomas de demencia.

A medida que envejecemos, muchos de nosotros experimentamos lapsos en la memoria. Puede ser preocupante y confuso darse cuenta de que algo que una vez dio por sentado no está funcionando tan bien como solía hacerlo. Pero aprender a diferenciar los signos y síntomas de la demencia del envejecimiento normal puede ayudarlo a tranquilizarlo o animarlo a comenzar a tomar medidas para reducir o revertir la enfermedad.

Los signos y síntomas comunes de la demencia incluyen:

  • Pérdida de memoria
  • Alteraciones en el juicio
  • Dificultades con el pensamiento abstracto.
  • Razonamiento defectuoso
  • Comportamiento inapropiado
  • Pérdida de habilidades de comunicación
  • Desorientación al tiempo y lugar.
  • Problemas de marcha, motor y equilibrio.
  • Negligencia en el cuidado personal y la seguridad.
  • Alucinaciones, paranoia, agitación.

Alguien con síntomas de demencia puede

  • repetidamente haga las mismas preguntas
  • perderse o desorientarse en lugares familiares
  • ser incapaz de seguir instrucciones
  • estar desorientado sobre la fecha o la hora del día
  • No reconocer o confundirse con personas conocidas.
  • Tener dificultades con tareas rutinarias como pagar las cuentas.
  • descuidar la seguridad personal, higiene y nutrición

Cambios normales de memoria vs. síntomas de demencia.

Es algo que todos tenemos que enfrentar, pero los cambios inevitables del envejecimiento pueden ser a la vez humildes y sorprendentes. Pero mientras experimentamos arrugas en la piel, la coloración del cabello y la pérdida leve de la memoria a corto plazo es común a medida que envejecemos, la pérdida severa y rápida de la memoria definitivamente NO forma parte del envejecimiento normal. De hecho, muchas personas pueden preservar su capacidad mental a medida que envejecen al mantenerse mental y físicamente activos y tomar otras decisiones de estilo de vida saludables.

Los cambios normales en la memoria asociados con el envejecimiento pueden incluir:

Pensamiento lento y resolución de problemas. - La velocidad de aprendizaje se ralentiza; la memoria a corto plazo tarda más en funcionar; El tiempo de reacción aumenta.

Disminución de la atención y concentración. - Más distracción. Todas las interrupciones hacen que el aprendizaje sea más difícil.

Recuerdo más lento - Mayor necesidad de pistas para refrescar la memoria.

Distinguir entre la pérdida de memoria normal y los síntomas de demencia no es una ciencia exacta, pero hay algunas pistas que debe buscar:

¿Los cambios de memoria son típicos del envejecimiento o síntomas de demencia?
Envejecimiento típico:Síntomas de la demencia:
Usted o un ser querido se quejan de la pérdida de memoria, pero pueden proporcionar ejemplos detallados de olvidoQuejarse de la pérdida de memoria sólo si se le pregunta; incapaz de recordar casos específicos
Ocasionalmente busca palabrasPausas frecuentes para encontrar palabras, sustituciones
Puede tener que hacer una pausa para recordar direcciones, pero no perderse en lugares conocidosPiérdete en lugares conocidos y lleva demasiado tiempo volver a casa.
Recuerde los eventos importantes recientes; las conversaciones no estan deterioradasNotable disminución en la memoria para eventos recientes y capacidad para conversar
Las habilidades sociales interpersonales están al mismo nivel que siempre han estadoPérdida de interés en actividades sociales; Puede comportarse de manera socialmente inapropiada.
Adaptado de: La asociacion medica americana

¿Qué causa la demencia?

En un cerebro sano, la masa y la velocidad pueden disminuir en la edad adulta, pero este órgano milagroso continúa formando conexiones vitales a lo largo de la vida. Sin embargo, cuando las conexiones se pierden por inflamación, enfermedad o lesión, las neuronas finalmente mueren y puede desarrollarse demencia. Si bien la posibilidad de perder literalmente uno mismo puede ser extremadamente traumática, la intervención temprana puede alterar dramáticamente el resultado.

En los últimos 20 años, los científicos han desmitificado enormemente los orígenes de la demencia. La genética puede aumentar sus riesgos, pero los científicos creen que también está en juego una combinación de factores hereditarios, ambientales y de estilo de vida.

La demencia puede ser causada por:

Condiciones médicas que atacan progresivamente las células cerebrales y las conexiones, más comúnmente visto en la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Huntington.

Las condiciones médicas, como los accidentes cerebrovasculares, que interrumpen el flujo de oxígeno y privan al cerebro de nutrientes vitales. Se pueden prevenir accidentes cerebrovasculares adicionales al reducir la presión arterial alta, tratar las enfermedades del corazón y dejar de fumar.

Mala nutrición, deshidratación y ciertas sustancias, incluidas las drogas y el alcohol. El tratamiento de afecciones como la resistencia a la insulina, los trastornos metabólicos y las deficiencias de vitaminas pueden reducir o eliminar los síntomas de la demencia.

Traumatismo único o lesiones repetidas en el cerebro. Dependiendo de la ubicación de la lesión cerebral, las habilidades cognitivas y la memoria pueden verse afectadas.

Infección o enfermedad que afecta al sistema nervioso central, incluyendo la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y el VIH. Algunas afecciones son tratables, como la enfermedad hepática o renal, la pseudo demencia inducida por la depresión y los tumores cerebrales operables.

Tipos de demencia

Todas las demencias involucran deterioro cognitivo que afecta la vida diaria. Sin embargo, es importante señalar el tipo específico de demencia para optimizar el tratamiento. Más de 50 afecciones involucran demencia, y los tipos más comunes son la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular.

Enfermedad de Alzheimer

Esta es la forma más común de demencia, que representa hasta dos tercios de todos los casos diagnosticados. Si sus síntomas de demencia son el resultado de la enfermedad de Alzheimer, los medicamentos pueden retrasar la aparición de síntomas más debilitantes. El diagnóstico temprano puede prolongar la independencia y es el primer paso hacia el tratamiento, el manejo y la continuidad de una vida plena.

10 signos de advertencia de la enfermedad de Alzheimer

1. Pérdida de memoria suficiente para interrumpir la vida diaria. - Como olvidar información recientemente aprendida, fechas importantes o eventos, pedir la misma información una y otra vez, confiar cada vez más en los ayudantes de la memoria o los miembros de la familia.

2. Dificultades para resolver problemas. - Una incapacidad para seguir planes, trabajar con números, seguir recetas o hacer un seguimiento de las facturas.

3. Problemas para completar las tareas diarias - Como conducir a un lugar familiar, recordar reglas de un juego, completar tareas en el trabajo.

4. Confusión en el tiempo o lugar. - Perder la pista de fechas y temporadas, u olvidar dónde está o cómo llegó allí.

5. Dificultad para entender las imágenes visuales. - Dificultad para leer, juzgar distancias, colores o contraste, o reconocer su propio reflejo.

6. Problemas con las palabras habladas o escritas. - Dificultades para seguir una conversación, encontrar la palabra correcta o llamar a las cosas con el nombre correcto.

7. Colocar mal las cosas. - Poner las cosas en lugares inusuales, sin poder seguir los pasos, acusando a otros de robar.

8. mal juicio - Disminución en la toma de decisiones, regalando grandes sumas de dinero, prestando menos atención al aseo personal.

9. Retiro del trabajo o actividades sociales. - Problemas para recordar cómo completar un proyecto de trabajo o un pasatiempo favorito, evitando los eventos deportivos o sociales.

10. Cambios en el estado de ánimo - Estar confundido, deprimido, sospechoso, temeroso o ansioso. Fácilmente molesto cuando está fuera de la zona de confort.

Fuente: Asociación de Alzheimer

Demencia vascular

La demencia vascular es el resultado de una serie de pequeños accidentes cerebrovasculares o cambios en el suministro de sangre del cerebro. La aparición repentina de síntomas puede indicar demencia vascular y, si bien afecta gravemente la memoria y el funcionamiento cognitivo, hay formas de prevenir y reducir su gravedad.

Demencia mixta

Esta es una condición en la cual la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular ocurren simultáneamente. La combinación de los dos tipos de demencia ocurre con mayor frecuencia en la tercera edad avanzada, a menudo indicada por los síntomas de enfermedad cardiovascular y demencia que empeoran lentamente con el tiempo.

Formas menos comunes de demencia.

Enfermedad de Pick Afecta la personalidad, orientación y comportamiento. Puede ser más común en mujeres y ocurre a una edad temprana.

Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob Progresa rápidamente junto con el deterioro mental y los movimientos involuntarios.

Enfermedad de Huntington Es una enfermedad hereditaria, degenerativa. La enfermedad causa movimientos involuntarios y generalmente comienza durante la mitad de la vida.

La demencia de Parkinson Puede desarrollarse en las últimas etapas de la enfermedad de Parkinson, un trastorno progresivo del sistema nervioso central.

Cuerpo de Lewy demencia Causa síntomas similares a la enfermedad de Alzheimer. Las personas con demencia con cuerpos de Lewy experimentan alucinaciones y pueden tener miedo.

¿Qué es el deterioro cognitivo leve (MCI) o la demencia temprana?

La demencia temprana, también conocida como deterioro cognitivo leve (MCI), involucra problemas con la memoria, el lenguaje u otras funciones cognitivas. Pero a diferencia de las personas con demencia en toda regla, las personas con MCI todavía pueden funcionar en su vida diaria sin depender de los demás.

Muchas personas con MCI eventualmente desarrollan la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia. Sin embargo, otros se estancan en una etapa de declive relativamente suave y pueden vivir de forma independiente. Algunas personas con deterioro cognitivo leve incluso vuelven a la normalidad.

Todavía no se comprende completamente por qué el MCI progresa a la enfermedad de Alzheimer en algunos, mientras que permanece estable en otros. El curso es difícil de predecir, pero en general, cuanto mayor es el grado de deterioro de la memoria, mayor es el riesgo de desarrollar Alzheimer en el futuro. Según el Dr. Ronald Peterson de la Clínica Mayo, aproximadamente el quince por ciento de la población entre las edades de 70 y 90 años experimenta un deterioro cognitivo mínimo.

Los síntomas de MCI incluyen:

  • Perder o perder con frecuencia cosas
  • Olvidar con frecuencia conversaciones, citas o eventos
  • Dificultad para recordar los nombres de nuevos conocidos.
  • Dificultad para seguir el flujo de una conversación.

¿Qué hacer si tiene síntomas de demencia?

Debido a que los síntomas de la demencia pueden ser causados ​​por una serie de afecciones, obtener un diagnóstico preciso es fundamental para el manejo y el tratamiento. Cuanto antes resuelva el problema, mejor, así que haga una cita con su médico de inmediato.

Su médico puede evaluar sus factores de riesgo personales, evaluar sus síntomas, ofrecer consejos sobre ajustes de estilo de vida saludables y ayudarlo a obtener la atención adecuada.

Si sospechas de demencia:

  • Reporte sus síntomas de demencia a su médico tan pronto como sea posible y programe visitas de seguimiento regulares.
  • Mantenga una lista de sus síntomas e inquietudes y pregunte a los miembros de la familia por sus observaciones. Escriba información específica sobre la frecuencia, la naturaleza y la configuración de su memoria, cognitivas o problemas de comportamiento.
  • Toma el control aprendiendo tanto sobre demencia como puedas. Saber qué esperar le ayudará a planificar, ajustar y vivir la vida de la manera más completa posible.

¿Por qué la intervención temprana es tan importante?

Cuando los síntomas de demencia aparecen repentinamente, es fundamental buscar atención médica. Las condiciones como el accidente cerebrovascular, las interacciones farmacológicas, los tumores y las convulsiones se deben tratar de inmediato. La intervención oportuna también puede controlar o eliminar los síntomas de otros factores físicos y psicológicos.

Prevenir o retrasar la demencia.

Investigaciones recientes sugieren que los hábitos de vida saludables y la estimulación mental pueden prevenir la demencia por completo o al menos retrasar su aparición. Al igual que el ejercicio físico lo mantiene físicamente en forma, ejercitar su mente y su memoria puede ayudarlo a mantenerse mentalmente activo, sin importar la edad que tenga. Estas estrategias pueden ayudar a reducir su riesgo de demencia.

Los 6 pilares de la prevención de la demencia:

1. Ejercicio regular. Comenzar una rutina de ejercicio regular, incluido el cardio y el entrenamiento de fuerza, puede reducir su riesgo de desarrollar demencia hasta en un 50 por ciento.

2. Compromiso social. Cuanto más se conecte cara a cara con los demás, es probable que su memoria y cognición sean más fuertes.

3. Dieta saludable. Los hábitos alimenticios saludables para el cerebro pueden ayudar a reducir la inflamación, proteger las neuronas y promover una mejor comunicación entre las células cerebrales.

4. Estimulación mental. Al continuar aprendiendo cosas nuevas y desafiando a su cerebro, puede fortalecer sus habilidades cognitivas y mantenerse mentalmente agudo.

5. Calidad de sueño. Dormir con calidad puede eliminar las toxinas del cerebro y evitar la acumulación de placas dañinas.

6. Manejo del estrés. El estrés no controlado tiene un alto costo en el cerebro, encoge un área de memoria clave, obstaculiza el crecimiento de las células nerviosas y empeora los síntomas de la demencia.

Para obtener más información sobre cómo poner en práctica estas estrategias, vea Cómo prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Tratamiento, planificación y atención de la demencia.

"Pensé que mi vida había terminado. Sabía de demencia, pero nunca pensé que pudiera pasarme a mí ". Este sentimiento refleja el miedo, la incredulidad y la consternación que muchas personas experimentan después de un diagnóstico de demencia. Si bien lidiar con la demencia es un gran desafío en la vida, los pilares anteriores de la prevención de la demencia pueden usarse para ayudar a retardar la aparición de síntomas de demencia más debilitantes. También puede usar las siguientes pautas para ayudar a facilitar su viaje y preservar su estilo de vida:

La conexión emocional puede hacer una diferencia positiva. Al lidiar con los síntomas de la demencia, asegúrese de obtener el apoyo emocional que necesita. Diríjase a familiares y amigos cercanos, únase a un grupo de apoyo para la demencia o hable con un terapeuta, consejero o clérigo.

Tomar decisiones importantes temprano. Evite futuras confusiones médicas, financieras y legales al comunicar sus deseos y crear un plan. Discuta y documente el tratamiento y las preferencias de final de vida con sus médicos y familiares y designe a alguien de confianza para que tome las decisiones por usted en caso de que ya no pueda hacerlo por sí mismo. Aunque estas conversaciones pueden ser difíciles, dar a conocer tus deseos también puede ser empoderador.

Esté atento a los cambios tratables. La depresión, los trastornos del sueño y las interacciones con los medicamentos pueden empeorar los síntomas de la demencia y limitar la independencia. Tratarlos puede requerir un poco de experimentación con cambios en el estilo de vida y medicamentos, pero puede valer la pena el esfuerzo.

Crear un entorno favorable a la demencia. Mantenga su salud y su autonomía el mayor tiempo posible tomando acciones simples: anime los recuerdos con imágenes y objetos familiares; eliminar los peligros de tropiezo; aumentar la iluminación; y organizar una red de cuidado. La planificación y la flexibilidad pueden mantenerlo un paso por delante de sus necesidades cambiantes.

Saborear experiencias positivas. Incluso cuando la demencia se encuentra en una etapa avanzada y sientes que tu mente puede estar medio desaparecida, trata de verla como medio presente. Con el apoyo y la comprensión adecuados, las personas con demencia aún son capaces de experimentar y brindar placer y conexión, incluso en las etapas finales de la enfermedad.

Lectura recomendada

Enfermedad de Alzheimer: una guía para enfrentar, tratar y cuidar. (Informe de salud especial de Harvard Medical School)

Las demencias: esperanza a través de la investigación: identificación, tratamiento, tipos y pronóstico para la demencia. (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares)

¿Qué es la demencia? - Síntomas, causas y tratamiento. (Asociación de Alzheimer)

Deterioro cognitivo leve (MCI): cómo puede diagnosticarse y manejarse. (UCSF Memoria y Centro de Envejecimiento)

Autores: Monika White, Ph.D., Jeanne Segal, Ph.D., y Melinda Smith, M.A. Última actualización: febrero de 2019.

Loading...

Categorías Más Populares